Mariana Barreto

Era pequeña, una amiga de mi mamá miraba mis cuadernos de primer grado  y  me preguntó: ¿qué querés ser cuando seas grande?
Recuerdo la escena, perfectamente, en la cocina, yo le respondí muy segura: dibujante.
Luego clases de dibujo, un taller de cerámica, cerámica y diseño en mi adolescencia.

A los 15 fui con mis papás a la escuela de Bellas Artes, “la Pueyrredón”. Allí una serpiente enorme de cartapesta abrazaba la hermosa escalera de mármol. Dije, aquí quiero estudiar, pero debía esperar a terminar mi escuela secundaria.
Luego la etapa de formación, y amigos entrañables, las visitas al museo de bellas artes, casi todos los días. Colores, pintores, debates desenfrenados, fiestas, arte en cada rincón.
Luego seguir aprendiendo, y disfrutando el hermoso tiempo de la docencia en artes.

Por los 40 el descubrimiento del gran universo de la ilustración, también formándome con grandes maestros y aprendiendo con  muchos compas-amigos en el divertido juego de nadar y crear imágenes con colores.
Como un cuento de hadas, ésta es mi historia en el devenir delicioso  del Arte.

Nacionalidad: Argentina.

Seleccioná la moneda
ARS Peso argentino